Baez pilar

Organizaron un "cacerolazo" en rechazo a la llegada del empresario a su vivienda en el barrio privado de Pilar. Hubo cuatro intentos de entrar fallidos. Pasaría la noche en la cárcel de Ezeiza.



El empresario Lázaro Báez salió este lunes de la cárcel de Ezeiza tras más de cuatro años preso, luego de que el Tribunal Oral Federal 4 le concediera el arresto domiciliario sin necesidad de pagar fianza, pero horas más tarde tuvo que regresar, porque vecinos del country Ayres del Pilar, donde iba a cumplir la continuidad de la condena, impidieron su ingreso.

Pasadas las 19.30, el empresario salió de la cárcel a bordo de un automóvil del Servicio Penitenciario Federal (SPF), que lo trasladó hasta su casa ubicada en el barrio privado de la localidad bonaerense de Pilar, Ayres de Pilar, donde tendría una tobillera electrónica.

Sin embargo, al llegar allí, uno 100 vecinos evitaron su ingreso mediante una protesta, lo que obligó al rodado a regresar hacia la Autopista Panamericana, hasta que se lograra la calma.

En el cuarto intento, Báez logró entrar, a pesar de la resistencia de los habitantes del lugar, quienes rodearon al vehículo y le rompieron el parabrisas.

Sin embargo, el automóvil no pudo avanzar demasiado y ello obligó a que se retirara del lugar.

Asimismo, los vecinos impidieron también la entrada de los abogados de Báez, a quienes les arrojaron huevos.

El rodado del SPF se retiró de Pilar en dirección, primero, a la cárcel de Villa Devoto, donde se presume que cambiaron de vehículo al tener los vidrios delanteros rotos, y, luego, hacia Ezeiza, para después resolver su situación, mientras los vecinos tenían previsto montar una guardia, porque creían que lo podían hacer ingresar al country durante la madrugada.

Cadena 3

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios