Carla Vizzotti

La viceministra de Salud pretende acelerar la distribución pero es poco probable que llegue la cantidad necesaria antes que termine el verano en la Argentina.



Las declaraciones de la viceministra de Salud Carla Vizzotti, adelantando que el Gobierno evalúa diferir la segunda dosis de la Sputnik V, algo que no está recomendado ni siquiera por los rusos en el sitio web oficial de la vacuna, terminó de blanquear los peores presagios: la capacidad de producción no alcanzaría para suministrar a la Argentina 20 millones de primeras dosis antes de marzo, como se comprometió el Fondo de inversión directa ruso.

Además, el ritmo de vacunación de la vacuna rusa debería incrementarse notablemente para poder aplicar las dosis proyectadas. Hasta el viernes, se habían aplicado apenas 107 mil dosis de las 300 mil que llegaron el 24 de diciembre, según fuentes del Ministerio de Salud.

A ese ritmo, en un mes se aplicarían apenas 321 mil dosis y se tardarían 60 meses para aplicar las 20 millones compradas.

Si las promesas de los rusos finalmente se cumplen, antes de fin de mes, deberían llegar 5 millones de dosis de la Sputnik V. “Sobre el final de enero tenemos 4 millones de la primera dosis y 1 millón de la segunda dosis”, lanzó el presidente Alberto Fernández en la última entrevista del 2020. En privado, sigue manteniendo esa cifra. Y agrega que hay un cronograma acordado de entregas para el mes de enero, no así para febrero.

Con el ritmo de vacunación actual, se demorarían al menos 15 meses para aplicar esas 5 millones de dosis.

El problema se agravaría en febrero, cuando deberían llegar otras 15 millones de dosis: 6 millones de la primer dosis y 9 millones de la segunda, si se mantiene el plan original. En total, son 20 millones de dosis para vacunar a 10 millones de argentinos.
Infobae.com 

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios