Silla

La necesitaba por su discapacidad y la Fundación María Lucía "Volando Alto" se la entregó.



Días atrás dábamos a conocer una noticia que tenía que ver con la solidaridad y el trabajo en conjunto entre un Merendero, comerciantes y vecinos voluntarios de Deán Funes que se unieron para conseguir materiales y mano de obra, y así arreglar la casa de un niño que vive en condiciones precarias.
A las necesidades que Luciano ya tenía en su vivienda, ubicada en barrio San Martín, se le suma que padece una discapacidad y que le hacía falta una silla de ruedas postural.

Los lazos se unieron y la Fundación María Lucía Volando Alto se sumó también al trabajo del merendero "Entre Risas y Letras" y de las personas voluntarias que realizaron la campaña solidaria, prometiendo que conseguirían la silla para Luciano.

Este sábado la Fundación María Lucía "Volando Alto", cumplió y entregó la silla al niño y lo comunicaron a través de facebook, agradeciendo también a Martín Rivadeneyra, un joven de 21 años que reparó la silla y trabajó durante 4 días para ello.

Desde la Fundación solicitan a quienes quieran colaborar que se comuniquen con el número 3521472065, ya que los requerimientos de elementos ortopédicos siguen y ahora empiezan a trabajar para que otro joven tenga su silla.

Por Belén Arana



COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios