Cinco cons

La crisis económica que atraviesa el país ha puesto en una situación complicada a todas las familias argentinas.



El incremento del desempleo y los elevados índices de inflación nos demandan tomar medidas urgentes que nos permitan administrar las finanzas con mayor eficacia. Sin embargo, pocas personas conocen la mejor forma de ahorrar o alguna técnica que les permita gestionar la economía de la casa para no caer en números rojos. Por este motivo, presentaremos a continuación 5 consejos que nos ayudarán a cuidar el patrimonio de la familia en estos tiempos difíciles:

1. Tener como hábito el ahorro

Ahorrar es, sin lugar a dudas, la mejor manera de enfrentar los tiempos de crisis. Es fundamental que tengamos siempre el hábito de guardar dinero a fin de mes, aún cuando la economía de la casa se encuentre estable y no parezca necesario. De esta manera, tendremos un respaldo fundamental que contendrá financieramente a nuestra familia cuando lo necesitemos.

2. Evitar las compras compulsivas

Si queremos observar mejoras y estabilidad en las finanzas de nuestra familia, es indispensable que estemos atentos a nuestros hábitos de consumo. Asimismo, debemos evitar las compras impulsivas y sólo adquirir aquellos productos que realmente utilizaremos, sobre todo cuando vamos al supermercado. Una excelente manera de no salirnos de nuestro presupuesto y comprar sólo aquello que precisamos es comprar por delivery en Disco u otros establecimientos que ofrezcan esta posibilidad.

3. Utilizar los servicios básicos eficientemente

Para muchas familias reducir el consumo de servicios básicos puede parecer un tarea muy difícil, pero lo cierto es que solo se trata de modificar ciertas prácticas habituales. Algunos pequeños cambios, como reducir dos o tres grados la calefacción o estar atentos de apagar las luces de las habitaciones en desuso, pueden generar grandes diferencias en la economía mensual de la casas. Solo debemos tomar conciencia sobre el valor de estos recursos y fomentarlo en nuestra familia.

4. Fijar un presupuesto

Otra excelente recomendación para administrar la economía familiar es realizar un presupuesto mensual. Para ello, debemos tener claro cuáles son los ingresos y los egresos de la familia y luego hacer un balance general. Aquí, es importante que hagamos una observación: si el balance es positivo, debemos ahorrar el saldo favorable y si es negativo, debemos ajustar los gastos. Esto nos permitirá saber con certeza cuánto podemos gastar y en qué.

5. Invertir

Por último, una gran manera de preservar la economía familiar y garantizarle un futuro estable, es invertir parte del dinero ahorrado. Para ello, lo primero que debemos evaluar es cuánto dinero disponemos para dedicar a un proyecto y luego estudiar los productos disponibles en el mercado hasta encontrar aquel que se mejor se ajuste a nuestras necesidades. Debemos reflexionar sobre cuánto tiempo que estamos dispuestos a esperar para finalmente observar alguna ganancia.

COMENTARIOS

No han dejado comentarios

Escriba su comentario

Nombre (*)
Email (*) (no será publicado)
Mensaje (*)



Código de Validación
(*) Datos obligatorios